El internet de las cosas

Internet-of-Things Pivot Innovation Magazine

Últimamente  se  ha  escuchado  con  más  frecuencia  el  término  Internet  de  las  cosas o  IoT por  sus  siglas  en  inglés.  En  palabras  sencillas  es  que  las  cosas  cotidianas  se  conectan,    pero puede  sonar  tan  fácil   o  complicado  como  se  lo  puedan  imaginar.

En  un  inicio,  empezamos  a  ver  las  cosas  funcionando  en  redes  locales  como  los  sistemas de  seguridad  como  circuitos  cerrados  de  televisión,  ahora  para  que  forme  parte  del Internet  de  las  cosas  debe  permitir  una  conectividad  al  internet  para  comunicarse globalmente  mediante  el  uso  de  redes  y  además  deben  responder  a  tareas  programadas  o dictadas  de  manera  remota.  Como  cualquier  laptop  o  PC  que  se  puede  manejar  o  accesar de  manera  remota  a  través  de  una  IP,  las  cosas  que  formen  parte  de  esta  nueva generación  deben  contar  con  su  IP  específica  para  poder  acceder  a  ella,  conectarse  a  un servidor  y  recibir  las  instrucciones. Desde  la  llegada  del  internet  a  nuestras  vidas,  la  realidad  virtual  y  la  ciencia  ficción  que veíamos  en  películas  o  en  las  caricaturas,  cada  vez  están  más  cercanas  de  ser  reales  como en  los  Supersónicos  y sus  hogares  inteligentes.   

Apple  y  Google  se  han  introducido  en  el  Internet  de  las  Cosas  en  el  hogar  con  tecnologías como  Home  Kit  y  Android  @Home  respectivamente.  Por  su  lado  Apple  a  través  de  sus accesorios,  más  de  50  marcas  que  están  desarrollando  productos  compatibles  y  la  ayuda de  Siri  puedes  pedirle  a  apague  las  luces  de  casa  desde  el  IPhone,  ver  en  tu  IPad  quién toca  la  puerta,  controla  todos  los  dispositivos  desde  la  App.  Incluso  puedes  agruparlos  y   así  dar  la  orden  de  “apaga  las  luces  del  piso  de  arriba”.  Por  su  parte  Google,  con  su aplicación  Google  Home  permitirá  configurar  y  controlas  los  accesorios  desde  nuestro dispositivo  móvil,  buscando  compatibilidad  con  productos  de  Philips,  Belkin,  Osram  y Whirlpool,  por  mencionar  algunos.  Para  más  información  de  las  aplicaciones  pueden  entrar al  sitio  oficial    o  las  tiendas  oficiales  de  Apple  y  Android.

Hasta  ahora  el  Internet  de  las  cosas  no  sólo  está  en  casa,  lo  podemos  ver  en  el  sector industrial  de  fabricación  en  masa  (monitorización  de  niveles  o  indicadores), infraestructura  urbana  (semáforos  y  controles  de  tránsito),  en  el  sector  salud  (donde  el personal  puede  monitorear  a  los  pacientes  de  manera  ambulatoria).

También  nos  damos  cuenta  que  el  Internet  de  las  cosas  aún  no  tiene  un  boom,  pero pensamos  que  cada  vez  será  más  común  al  incorporarse  las  características  de  IP  y conectividad  a  los  dispositivos  que  compremos,  para  así  conectarlos  y  controlarlos  desde nuestros  Smartphones  y  sus  aplicaciones  dependiendo  del  sistema  operativo  de  nuestra preferencia,  llegando  el  IoT  a  todos  los  dispositivos  que  nos  rodean.

Hablando  de  los  dispositivos  que  nos  rodean,  y  pese  a  la  lenta  introducción;  diversos estudios  hechos  por  empresas  como  CISCO  y  Hewlett  Packard  hay  una  proyección  que estima  que  para  el  año  2020  habrá  más  de  50  mil  millones  de  dispositivos  de  IoT conectados  en  todo  el  mundo.

Y  tú,  ¿cuántos  dispositivos  del  internet  de  las  cosas  crees  que  ya  te  rodean?



There are no comments

Add yours