La Realidad Aumentada transformará radicalmente la relación Humano-Computadora

Realidad Aumentada

Vivimos en un mundo donde la red 4G y los Smartphones forman parte de nuestras vidas, prácticamente hasta un punto donde ya no podemos vivir sin ellos. Ahora en nuestra sociedad, es común ver en cualquier lado a la gente con la mirada clavada en una pequeña pantalla sobre sus manos, mientras toca y desliza sus dedos interactuando con los contenidos digitales.

El auge de la Realidad Aumentada (AR) será la precursora de la nueva generación del internet hacia un medio espacial tridimensional sobre el cual vivimos, trabajamos e interactuamos físicamente. Y mientras esto ocurre, la interacción Humano-Computadora (HCI) tendrá un cambio permanente de 3 maneras importantes:

1. La realidad en la que vivimos albergará un internet 3D

2. El mundo será como un lienzo espacial inmersivo

3. Nuestras identidades se fusionarán aun más con el mundo digital

Está claro que el reemplazo del Smartphone van a ser los dispositivos inteligentes de realidad aumentada, que superponen objetos digitales 3D interactivos en el mundo real. ¿Cómo cambiará nuestra vida cuando esto se convierta en el factor predominante?

La realidad en la que vivimos albergará un internet 3D

El internet ha sido tradicionalmente el mundo digital al que accedemos mirando a través de pequeñas pantallas brillantes. Sin embargo a medida que avanza la tecnología, el internet 3D de realidad aumentada, será la forma definitiva en la que interactuaremos con las computadoras. ¿Cómo se verán y sentirán las interacciones HCI cuando busquemos objetos digitales superpuestos en nuestro mundo real, en lugar de pixeles en una pantalla pequeña? La respuesta corta: depende de quien sea el usuario, el contexto en el que se usa la AR, las preferencias en el diseño de UX, entre otros factores relacionados con la experiencia sensorial humana.

Hasta el momento, las herramientas de Analytics solo rastrean el comportamiento de un usuario en las interfaces 2D, cómo el tiempo que permanecen en una página, y con que frecuencia regresan. Sin embargo, con la AR, nos estamos acercando a una era tecnológica en la que tendremos que analizar la experiencia inmersiva de un usuario que se mueve en un espacio y tiempo tridimensional.

El mundo será como una lienzo espacial inmersivo

Con el advenimiento de la AR y el diseño espacial 3D, la creatividad podrá trasladarse a un espacio físico sin modificarlo realmente. Con la ayuda de una pluma inteligente, los diseñadores utilizarán un espacio real como lienzo tridimensional. Esto inminentemente definirá un
cambio en las interacciones Humano-Computadora.

Seremos libres del confinamiento de las pantallas e interfaces 2D y tendremos la posibilidad de desarrollar diseños de una manera más natural e intuitiva. Cuando el espacio que nos rodea es digital, tendremos control de cómo se ve y comporta todo en este espacio. Será como tener súper poderes.

Nuestras identidades se fusionarán aun más con el mundo digital

A medida que la AR convierte el Internet en un lienzo espacial ubicuo, donde navegaremos físicamente en todo momento, nuestras identidades se conectarán aún más con este reino digital. Es muy probable que tengas una identidad en Linkedin, Facebook y Twitter: medios que te representan en el mundo digital 2D. Sin embargo, ¿qué pasaría si tuvieras un avatar 3D realista que pudiera representarte en el emergente Internet espacial?

Tendremos la posibilidad de representarnos a nosotros mismos de manera virtual, e incluso se le podrá dar Inteligencia Artificial a entidades como Siri, que serán representadas con avatares realistas. Con unos lentes de AR podremos interactuar con estas inteligencias digitales, como si fueran personas reales.

Las implicaciones de todo esto son profundas. Ha medida que estas entidades proliferen en nuestra sociedad, las pautas sociales y éticas para las HCI se parecerán cada vez más a las de las relaciones humanas interpersonales, ya que interactuar con la tecnología será, algún día, extrañamente similar a interactuar con personas de carne y hueso.



There are no comments

Add yours